…Tan natural como la vida

La actividad física y la nutrición

La actividad física y la nutrición, como factores de salud. Dos factores indispensables que debemos practicar.

Es comun que ambos temas se traten de manera independiente y se hable de los beneficios individuales. Sin embargo ahora comentamos sobre la sinergia de practicar los dos.

¿Es bueno alimentarse sanamamente?, claro!. ¿Es bueno hacer ejercicio?, claro!. ¿Será bueno hacer los dos?, por supuesto!!

Cuando practicamos alguna dieta, lo que estamos haciendo realmente es dejar de ingerir algunos alimentos y con ello se pretende reducir su impacto negativo en nuestra salud. Es cierto que algunos alimentos nos pueden causar efectos negativos, pero por otro lado contienen otras propiedades que pueden ser benéficas y que al eliminarlos, estamos prescindiendo de estas. El ejemplo clásico es el azúcar, cuya presencia se ha asociado con la diabétes, cuando el problema real no es el azúcar, sino la insulina, que es la responsable del metabolismo de la glucosa. La glucosa es por excelencia la fuente de poder que requerimos para realizar todas nuestras actividades, o sea que es nuestra energía, y sin ella, simplemente no podriamos vivir. Ahora, no es la única fuente de energía, tambien los ácidos grasos y las mismas proteínas nos pueden aportar calorias, aunque en diferente cantidad. Esto es un indicador de que nuestro cuerpo es muy sabio y busca alternativas para mantener un equilibrio. Este equilibrio es conocido como metabolismo y lo podemos dividir entre catabolismo y anabolismo, ambos opuestos y equilibrados.

Pues aquí es donde entra el ejercicio, ya que la actividad física mejora el metabolismo. Por ejemplo, al hacer ejercicio, desplazamos el equilibrio en su fase catabólica, es decir se destruyen algunos sustratos para generar energía. Por otro lado, el consumo de alimentos favorece el anabolismo, es decir se crean compuestos que serán utilizados en otros procesos. Otro ejemplo es el consumo de ácidos grasos, que pueden generar lo que algunos conocen como «colesterol malo» ó LDL. Sin embargo hacer ejercicio favorece la formación de «colesterol bueno» ó HDL, el cual ayuda a eliminar a las LDL.

El punto es que debemos preocuparnos por mantener ese equilibrio metabólico, en lugar de eliminar algunas prácticas que tambien pueden ser peligrosas. Por esto hay que mantener un equilibrio entre actividad física y nutrición como factores de salud

Beneficios de los frutos rojos

Los frutos rojos tienen algunos beneficios especiales derivados de su estructura molecular. Aquí te comentamos al respecto. Resulta que por nuestros hábitos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies